Archivo de la etiqueta: publicidad

La publicidad tiene la capacidad de transformar el mundo

“La publicidad tiene la capacidad de transformar el mundo permanentemente. No solo de vender productos”

Captura de pantalla 2012-06-25 a la(s) 17.26.02

Revolucionar la realidad a golpe de anuncio. Esta es la premisa con la que trabaja José Miguel Sokoloff (Medellín, 1962). Además de formar parte del festival de publicidad El Sol (29 al 31 de mayo en Bilbao), el creativo trabaja para el Gobierno de Colombia. “Poseían una estrategia político-militar con respecto a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero no una de comunicación. Nos pidieron ayuda”, cuenta tornando la vista hacia la enorme cristalera en una cafetería de El Raval, en Barcelona. Así, desde 2007, en su agencia alternan los anuncios con originales y efectivas campañas para desmovilizar a guerrilleros. Aplican una máxima: “Contra la guerrilla, publicidad de guerrilla”.

Ríos de luz fue una de las primeras acciones que ideó. “Era Navidad y se nos ocurrió enviar regalos a los guerrilleros”, recuerda. Envolvieron los presentes y los mandaron río abajo en unos soportes flotantes para que llega-

Desayuno Churchill: huevos con beicon, pan, zumo y café: 12,25 euros.

Desayuno don Quijote: pan de coca con tomate y fuet, zumo y café: 10,20.

Total: 22,45 euros. ran a sus destinatarios, en medio de la selva. “Fue impresionante”. Con esa aproximación emocional al conflicto, además de conmover a la sociedad, el equipo creativo de la agencia Lowe/SSP3, formado por más de 25 personas, se llevó siete Leones de Oro y el premio Titanium de Cannes: el Oscar de la publicidad. “Aportamos creatividad e interés. Antes se hacían cuñas de radio monotonales y repetitivas”, explica. Con voz impostada, imita una de ellas. “Nuestro objetivo era mostrar que los guerrilleros son seres humanos. No el enemigo indescriptible encerrado en la selva. Queríamos preparar a la sociedad para la convivencia y el perdón”.

“Un Churchill, pero solo con un huevo frito”, pide al camarero e interrumpe su relato de guerrilla y creatividad. Para entender bien la psique de las FARC, se entrevistó con decenas de antiguos luchadores de la agrupación y extrajo una conclusión: “Los guerrilleros eran tan presos de la organización como las personas secuestradas”. Desde que comenzó su trabajo, 17.000 partisanos se han pasado al bando ciudadano. “La publicidad tiene la capacidad de transformar el mundo permanentemente. No solo de vender productos”, opina Sokoloff, que preside el Consejo Creativo Mundial Lowe & Partners, una red internacional de agencias.

Sus anuncios emocionales no gustaron en las FARC. “Nuestras campañas han aparecido mencionadas en documentos del grupo armado y en su web; nos han intentado desacreditar, pero nunca nos hemos sentido amenazados”, confiesa. Antes de ser guerrillero, eres mi hijo, titularon otra de sus ideas. “Buscamos a las madres de algunos combatientes y les pedimos fotos de sus hijos de chiquitos; imágenes en las que solo se reconocieran ellos. Luego, empapelamos los pueblos con ellas y las sacamos en la tele con el lema”, relata orgulloso.

Fuente: 17 may. 2014 El País PABLO LEÓN

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actitud, publicidad

Hola EMOCIÓN

Los profesionales del marketing aún estan descubriendo la importancia del marketing experiencial, el futuro inmediato del marketing. La pregunta siempre es la misma: “vale… ¿y ahora qué hago?”, o algo peor: … “una moda más de los consultores”.

El mundo cambia, los clientes cambian (tan rápido como la tecnología, es decir, de manera exponencial) y sin embargo muchos (muchísimos) marketeros aún siguen anclados en los grp´s de los medios tradicionales, en crear nuevos productos con la misma metodología que hace que el 90% de los nuevos productos en el mercado fracasen, en buscar clientes a quienes vender productos o productos para vender a mis clientes.

Hablar de marketing experiencial no es otra cosa que volver al origen del marketing pero con otra visión: la importancia de las emociones. La marca es una emoción. Y volver a lo esencial es estudiar el origen de esas emociones.

Os propongo dos videos muy interesantes para comprender el origen.

SALGAMOS DE NUESTRA ZONA DE CONFORT!, nuestros clientes ya lo han hecho.

Deja un comentario

Archivado bajo Actitud, insight, marketing, publicidad

Quiero vender más! Aplica un poco de metodo.

PMC33 Comunicación Copy

Deja un comentario

abril 14, 2014 · 7:01 pm

Si vives la publicidad… FUNDAMENTAL

Documental “La neurona que no hizo zapping”, basado en los trabajos del maestro creativo Marçal Moliné sobre el funcionamiento del cerebro cuando es expuesto a mensajes publicitarios.

LA-NEURONA-CARTEL

Esto de preguntarse sobre la eficacia de una campaña forma parte de la angustia existencial de todos los que nos dedicamos al marketing y la publicidad. Tan seguros estamos de que nuestro trabajo es necesario como inseguros sobre el efecto real que produce en el comportamiento del consumidor. Tal vez por eso casi todas las mediciones del ROI de la inversión publicitaria están basadas en los niveles de exposición más que en los de “asimilación” o “recuerdo”. Conscientes de que es una medición incompleta, es muy bienvenida cualquier aportación que la ciencia pueda hacer a resolver el misterio de la “calidad del impacto”.

He aquí algunos datos que son ya hechos demostrados, aunque por desgracia no se tengan en cuenta para hacer muchas de las campañas que nos bombardean a diario en los medios. Las aprendí entrevistando a los creativos Marçal Moliné y Toni Segarra, al neurólogo Ventura Anciones y al investigador Erik du Plessis para realizar este documental.

1. Si es demasiado explícito es demasiado olvidable. Un mensaje publicitario que no hace trabajar al cerebro nunca se recuerda. Si quieres un lugar en la mente del espectador, usa las figuras retóricas de la poética de Aristóteles: metáfora, ironía, antítesis, paradoja, hipérbole para que el cerebro se divierta averiguando lo que has querido decir. El placer de hacer trabajar a la inteligencia se recompensa con el recuerdo.

2. La emoción fija y amplifica. Cuando el mensaje publicitario provoca una emoción no sólo es recordado sino que además ese recuerdo tiende a idealizarse hacia algo mejor de lo que fue originalmente cada vez que se revisita.

3. El cerebro está programado para buscar una explicación a todo. A falta de algo mejor, esa explicación puede llegar a ser pura ficción; siempre será preferible a la ansiedad provocada por “el vacío de causa”.

4. El cerebro completa. Rellena los huecos. Pr eso pds lrr esta frse sin ncsidd d q scriba tds ls ltrs. En la retórica publicitaria el juego de “completar el mensaje” hace trabajar al cerebro y contribuye a la memorización. El efecto contrario se obtiene con las largas, tediosas y redundantes explicaciones sobre el producto o sus beneficios.

5. Existe la memoria ejecutiva y la memoria a largo plazo. A menos que estés haciendo publicidad en el punto de venta para productos-impulso, tu mensaje solo puede convertirse en acción (compra) si ocupa la memoria a largo plazo.

6. El cerebro recuerda cómo son las cosas, pero también como te hacen sentir. El reconocimiento de un producto en el punto de venta es ”un recuerdo revisitado”, un recuerdo que muchas veces creó la publicidad y que se identifica como bueno si esa publicidad produjo una recompensa al cerebro. Este proceso mental se paree más a los mecanismos propios de los sentimientos que a los de las emociones, porque hay una elaboración intelectual que relaciona causas y efectos.

7. No es lo mismo emoción que sentimiento. Una emoción recordada por sus causas va camino de convertirse en un sentimiento porque se intelectualiza un proceso; es decir, se recuerda la emoción pero también su causa. Una publicidad emocionante puede llegar a ser un sentimiento porque se recuerda la causa (el mensaje de marca) y la consecuencia (la emoción).

8. La anticipación genera más dopamina que la consumación. Por eso la expectativa de hacer algo que deseamos nos hace más felices que hacerlo. Y la publicidad trabaja en el campo de la anticipación.

9. Estamos programados para olvidar. No lo olvides… sobre todo si eres publicitario. El espacio en la memoria es limitado y solo se concede a quien se lo merece. Para merecerlo hay que ofrecer una ganancia al destinatario.

10. La marca es un estado de ánimo. Según Erik du Plessis utilizamos las marcas del mismo modo que la música, la socialización o las drogas: para intervenir en el estado de ánimo del cerebro… nos auto-medicamos con marcas.

Y aquí el documental

La neurona que no hizo zapping from Chinatown on Vimeo.

Fuente: La aguja publicitaria

Deja un comentario

Archivado bajo Actitud, marketing, publicidad

Dopamina, felicidad y fidelidad

serotonina_dopamina_amor_y_felicidad_almohadas-r1ba2903b1bcf431691fe869bdde73e11_2i4t2_8byvr_512

Creo que estamos todos de acuerdo: una buena experiencia de compra genera fidelidad. Si mis clientes se sienten cómodos, contentos, seguros en mi establecimiento, tengo un camino ya sembrado. Volverán.
La felicidad genera fidelidad. Ni más ni menos. Nada nuevo.
La Dopamina está considerada como la hormona de la felicidad. Estudios actuales indican que la dopamina tiene el poder de motivar a actuar, o sea, no solo debemos relacionarla con la felicidad en términos absolutos sino también, y esto es muy relevante, en su capacidad para mover a la acción, para motivar un acto, en nuestro caso el acto de la compra.

Nuestro objetivo entonces…
¿Cómo puedo generar dopamina en mis clientes?
De ello depende, en gran medida, mejorar. Mejorar en una mayor fidelidad (que nuestros clientes vuelvan) y mejorar en que mis clientes actúen (que nos compren cuando están en nuestras tiendas). Parece evidente que el futuro del retail también está en su capacidad de generar dopamina!
En este blog hay muchos ejemplos de la importancia del marketing experiencial, de las emociones. Hoy leí esta información:
“Hacer compras con música de fondo provoca la liberación de dopamina generando una sensación de placer, afirmó Daniel J. Levitin, profesor de psicología que dirige el Laboratorio para Cognición, Percepción y Pericia de Música de la Universidad McGill en Montreal, Canadá”.

Este mismo efecto es generado (con tanta o mayor relevancia) a través de los aromas.
Y con la risa!

Y así estamos. Dos y dos son cuatro… o cinco, en el mundo de las emociones.

http://www.pmc33.cl

Deja un comentario

Archivado bajo insight, marketing, publicidad

Oxígeno, Nitrógeno y Publicidad

“El aire que respiramos es un compuesto de oxígeno, nitrógeno y publicidad”. (Roger Guerin)

Ayer entró la primavera.
En mi terraza tengo muchas plantas.
Hoy cuando me levante encontré flores en ellas que ayer por la mañana no había visto.
Aparecieron de repente? La primavera entra como un torbellino?
No, ayer estaban. Pero no las había visto.
Oxígeno, Nitrógeno y Publicidad.
389460_vetka_buton_cvetok_rozovyj_listya_vesna_yablonya_1680x1050_(www.GdeFon.ru)
Gracias Concha.

Deja un comentario

Archivado bajo publicidad

Comunicación emocional: Marketing directo… al corazón

No confundamos, en las llamadas ‘experiencias de usuario’, la remuneración emocional con la puramente comercial.

Fuente: Lasblogenpunto

Cuando hablamos de ‘empatía’ no hay distancias…

Y no las hay porque hablamos de emociones, sentimientos, sensaciones… Argumentos que no quedan mediatizados, ni devaluados por el simple hecho de una distancia física.

Y es que, la comunicación que trata de llegar al corazón del público -la bien construida y argumentada-, es capaz de trascender más allá del soporte en el que se articula y proyecta. Tanto es así, que incluso llega a superar las barreras racionales y de prevención del usuario, hasta penetrar en su capa emocional más íntima y privada.

Conseguir despertar un sentimiento se convierte de esta forma en el mejor de los argumentos sobre el que articular una buena comunicación de marca. Un argumento que no sólo tiene la capacidad de trascender y ser apetecible para el público, sino que además tiene cuenta con una enorme capacidad para convertirse en memorable.

Tal es su poder, que cada vez son más las marcas que lo intentan… aunque eso sí, no todas lo consiguen.

Por desgracia, las llamadas ‘experiencias de usuario’ tienden a confundir la remuneración emocional con la puramente comercial. Un error que termina matando el sentimiento, al convertirlo en una mera transacción de intereses: ‘tú quieres una experiencia, pues yo te la ¿regalo? buena, bonita y barata, a cambio de tu participación y de tu imagen, por supuesto’.

De este modo, comprobamos cómo se ha instaurado una tendencia ‘experiencial’ que confunde el tocino con la velocidad, y que interpreta las acciones como una simple excusa, destinada a convertir en víctima al usuario. Tanto es así, que el público pasa a ocupar el papel protagonista de una especie de ‘chanza’ publicitaria con intención viral, que debería dar pie a un debate sobre los límites éticos de este tipo de iniciativas.

Ahora bien, aquellos casos en los que la comunicación emocional ha sido bien entendida, el resultado supera con creces cualquier expectativa. Y lo hace, sin necesidad de someter al público objetivo a ninguna situación extrema y/o desagradable… Todo lo contrario, la persona no sólo se convierte en protagonista de sus propias emociones, sino que sirve de correa de transmisión con quienes lo comparten en directo o en diferido.

Acciones que ponen en escena la inteligencia emocional de la marca, sirviendo en plato cálido todo una experiencia ‘cercana, empática y, sobre todo, asumible’, que enriquezca la relación con el usuario, le aporte un valor diferencial y exclusivo y sirva como incetivadora de ‘engagement’ para otros usuarios.

Ese es el caso de la propuesta de la cadena hotelera Atlántica Hotels en Brasil, que ‘interpreta’ magistralmente las necesidades emocionales de su público, extrae los valores fundamentales con los que éste se identifica -la familia- y los viste en forma de ‘experiencia emocional exclusiva, sorprendente y memorable’.

En este caso, los creativos nos demuestran cómo una marca puede desarrollar una acción que no sólo no lesione la imagen del usuario, sino que le lleve a un terreno en el que sus sentimientos le engrandecen. Atlantica Hotels no cae en el error de mercantilizar en exceso dichas emociones, ya que simplemente ‘establece un medio’ -un app en Facebook- para que sean los usuarios los que decidan qué, cómo y cuándo hacer uso del mismo, estableciendo al mismo tiempo un vínculo de complicidad con el usuario y su entorno más personal.

En definitiva, si una marca realmente quiere acortar distancias el su público, no hay mejor camino que diluir su lado puramente comercial y empezar a hablar con el corazón… Porque, cuando hablamos de comunicación emocional, la venta ya no tiene que ser el objetivo, sino la consecuencia.

1 comentario

Archivado bajo insight, marketing, publicidad